Contactos:

3.- Tercer viaje misionero el Apóstol Pablo

Ayuda a cumplir el Requisito 5 del Paso de Reina de Honor

 
PABLO REGRESA A ANTIOQUÍA Y COMIENZA SU

TERCER VIAJE  MISIONERO (18:22)

 

En este tercer viaje Pablo llevó a cabo la obra más admirable de toda su vida, regresa a Antioquia y ahí comienza su tercer viaje. Habiendo arribado a Cesárea, subió para saludar a la iglesia, y luego descendió a Antioquía. Y después de estar allí algún tiempo, salió, recorriendo por orden la región de Galacia y de Frigia, confirmando a todos los discípulos.

Pablo después de recorrer las regiones superiores vino a Efeso (19:1) y Grandes multitudes de adoradores de Diana se hicieron cristianos. Se fundaron iglesias en las ciudades de 160 km. alrededor. Efeso llegó rápidamente a ser el centro principal del mundo cristiano. Aquí vivió su vejez el apóstol Juan. Aquí se publicaron por primera vez 8 de los libros del Nuevo Testamento, el evangelio de Juan, sus 3 epístolas, Apocalipsis, Efesios, 1 y 2 Timoteo, y probablemente 1 y 2 de Pedro y Judas.

         Pablo en Éfeso.- Tenía 225,000 y era la capital de Asia, lo que hoy se conoce como Asia Menor. Éfeso era la puerta de entada de Asia Menor y sede del culto de Diana.

         El Templo de Diana, en Éfeso, era una de las 7 maravillas del mundo antiguo. Tardó 220 años en construirse. “Del mármol mas puro, brillaba como meteoro”. El culto a Diana era “impuro e impúdico y lleno de vicios”. Pues bien esto era una buena oportunidad para el apóstol Pablo que se le presentaba para compartir del Evangelio a todas las multitudes que desde las regiones vecinas acudían a los festejos, obteniendo muy buenos resultados que llegó a peligrar el prestigio de Diana.

         Pablo sacudió hasta sus cimientos a Éfeso, una ciudad tan poderosa. ¿no es admirable que en aquellos primeros días sin edificios para iglesias o seminarios, y a pesar de la persecución, la iglesia progresó mas rápidamente de lo que se había hecho en época posterior. Pablo llama a su permanencia en Éfeso “tres años”. (19:8).

         Milagros especiales.- (19:11). Los milagros especiales fue la razón principal del éxito de Pablo.

Solamente en ciertas épocas pudo Pablo hacer milagros, no se nos dice que haya hecho milagros en Damasco, Jerusalén, Tarso, Antioquia, Derbe, Atenas o Roma. Si hizo milagros en Chipre, Iconio, Listra, Filipos, Corintios, Éfeso y Malta. El Señor Jesús usó Su propio criterio en conferir poderes sobrenaturales. En Éfeso multitudes de desconocidos eran sanados mediante pañuelos que habían tocado el cuerpo de Pablo (19:12). Sin embargo en otra época Pablo no podía sanar a su amigo amado y colaborador Timoteo (2Timoteo 4:20).

Pablo en Macedonia y Grecia. (20:1) Llamó Pablo a los discípulos, y habiéndolos exhortado y abrazado, se despidió y salió para ir a Macedonia. Y después de recorrer aquellas regiones, y de exhortarles con abundancia de palabras, llegó a Grecia. Después de haber estado allí tres meses, y siéndole puestas asechanzas por los judíos para cuando se embarcase para Siria, tomó la decisión de volver por Macedonia. No solamente enseñaba y afirmaba a las iglesias, sino que también recogía la ofrenda para los pobres de Jerusalén.

Arresto de Pablo en Jerusalén. (21) Después de separarnos de ellos, zarpamos y fuimos con rumbo directo a Cos, y al día siguiente a Rodas, y de allí a Pátara. Y hallando un barco que pasaba a Fenicia, nos embarcamos, y zarpamos. Al avistar Chipre, dejándola a mano izquierda, navegamos a Siria, y arribamos a Tiro, porque el barco había de descargar allí. Y hallados los discípulos, nos quedamos allí siete días; y ellos decían a Pablo, que tal viaje involucraba su encarcelamiento, aún Lucas se une a tal ruego, pero en la mente de Pablo estaba definitivamente resuelto que era la voluntad de Dios, aún cuan do significara su muerte. Y abrazándonos los unos a los otros, subimos al barco, y ellos se volvieron a sus casas. Y nosotros completamos la navegación, saliendo de Tiro y arribando a Tolemaida; y habiendo saludado a los hermanos, nos quedamos con ellos un día. Al otro día, saliendo Pablo y los que con él estábamos, fuimos a Cesárea; y entrando en casa de Felipe el evangelista, que era uno de los siete, posamos con él.   Después de esos días, hechos ya los preparativos, subimos a Jerusalén. Cuando llegamos a Jerusalén, los hermanos nos recibieron con gozo. Pablo consideraba este viaje un medio práctico de demostrar la unidad de la iglesia y ahora quería coronar su obra con una muestra verdadera de amor fraternal entre judíos y gentiles. Visto de esta manera, esta visita de Pablo a Jerusalén es uno de los eventos históricos más importantes de Nuevo Testamento. Pero cuando estaban para cumplirse los siete días, de reunión, unos judíos de Asia, al verle en el templo, alborotaron a toda la multitud y le echaron mano, este, tomando luego soldados y centuriones, corrió a ellos. Y cuando ellos vieron al tribuno y a los soldados, dejaron de golpear a Pablo. Entonces, llegando el tribuno, lo detuvo y le mandó atar con dos cadenas, Pablo es enviado a Cesárea capital de Roma, por un grupo considerable de soldados romanos (23:23-25).

Encarcelamiento de Pablo en Cesárea. Cesárea era el lugar en donde, 20 años antes, Pablo había recibido en la iglesia al primer gentil. Cornelio era oficial del ejército romano. Quizás esta sea una de las razones porqué Félix sabía algo del “Camino”. (24:14).

Lucas estuvo con Pablo en Cesárea. Se cree que en este tiempo haya escrito su Evangelio.  Es la única visita de Lucas a Jerusalén, de que se tiene noticias. Sin duda aprovechó toda oportunidad de visitar a menudo Jerusalén, y de conversar con todos aquellos apóstoles y colaboradores de Jesús que pudiera hallar.

Pablo ante Félix. (24:1-27). Los cargos(5): “pestilencia”, muy vago; “promotor de sediciones”, completamente falso, ya que Pablo siempre enseñaba la obediencia al gobierno; “intentó profanar  el Templo”  introduciendo en él a Trófimo (21:29) cosa que no había hecho; “caudillo de la secta de los nazarenos”, lo cual él reconoció como cierto y que no era violación de la ley alguna, ni judía ni romana. Pablo jamás omite hablar de la resurrección (15).

Félix era casado con una judía, estaba familiarizado con las costumbres judías, y algo sabía de Cristo. Fue profundamente impresionado, y mandó llamar a Pablo para que le explicara mas extensamente el Evangelio, de cuyas implicaciones quedó espantado. Pero su avaricia (20) le impidió aceptar a Cristo, como también soltar a Pablo.

Festo fue nombrado sucesor de Félix en el año 60 D. C. y entre la salida de Félix y la llegada de Festo fue que la turba d Jerusalén aprovechó la ausencia de un oficial ejecutivo romano para matar a Santiago.

Pablo ante Festo. (25:1-12). Los judíos todavía conspiraban para acechar a Pablo (3), pues parece que tenían pocas esperanzas de convencer a un gobernador romano de que Pablo hubiere hecho algo digno de muerte. Al ser acusado ante Festo, y viendo que éste procuraba agradar a los judíos y que no había esperanzas de que se le hiciera justicia, Pablo resueltamente afirmó a Festo que sí había hecho algo digno de muerte estaba dispuesto a morir, y apeló a César, lo cual como ciudadano romano tenía derecho de hacer. Con esto Festo nada podía hacer sino admitir su apelación. El césar reinante era Nerón, monstruo romano. Pero Pablo sabía que si dejaba la causa en manos de Festo, sería entregado al Sanedrín, lo cual significaba la muerte segura. Escogió pues a Nerón. Además él quería llegar a Roma.

Pablo ante Agripa. (25:13-26). El discurso de Pablo ante Agipa y su sermón en Atenas generalmente se consideraban dos de los mejores ejemplos de oratoria que contiene la literatura. Ambos son muy breves.

Festo no lograba hallar ningún cargo contra Pablo que fuera digno de presentarse ante César, y pensaba que quizás Agripa le pudiera ayudar.

Pero agripa estaba plenamente convencido de que Pablo era inocente de todo mal. (26 al 27).

Pablo llega a Malta, y ahí hace algunos milagros, después llegaron a Siracusa por tres días. De allí, costeando alrededor, llegamos a Regio; y otro día después, soplando el viento sur, llegamos al segundo día a Puteoli, donde habiendo hallado hermanos, nos rogaron que nos quedásemos con ellos siete días; y luego fuimos a Roma, de donde, oyendo de nosotros los hermanos, salieron a recibirnos hasta el Foro de Apio y las Tres Tabernas; y al verlos, Pablo dio gracias a Dios y cobró aliento.   (28).

En Roma, por fin. Los cristianos salieron para recibirle. Y Pablo permaneció dos años enteros en una casa alquilada, y recibía a todos los que a él venían, predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo, abiertamente y sin impedimento. Durante estos dos años Pablo escribió Efesios, Filipenses, Colosenses, Filemón, y posiblemente Hebreos, si es que él fue el autor de ese libro.

 

Comments