5.- Los ideales

LOS IDEALES DE LA SOCIEDAD AUXILIAR DE NIÑAS

 

Ayudará a cumplir el Requisito 3 del Paso de Doncella.

 

         Los ideales de la SAN, son tan brillantes como las estrellas del cielo, iluminan el camino hacia la vida más abundante que Cristo vino a darnos. Dirigen también a muchas niñas a través de los difíciles años de la adolescencia y las estabilizan en Cristo, preparándolas para hacer frente y resolver los problemas de la vida.

         El emblema de la SAN sugiere cinco ideales:

                   1.- Oración: Permanecer en Él.

                   2.- Estudio Bíblico: Crecer en sabiduría.

                   3.- Mayordomía: Contribuir.

                   4.- Servicio Personal: Adornar mi vida con buenas obras.

                   5.- Estudio Misionero: Aceptar la Gran Comisión.

         “Y vista la estrella, se regocijaban con muy grande gozo”. Mateo 2:10.
 

PERMANECER EN ÉL

“Si vosotros estuviereis en mí, y mis palabras estuvieren en vosotros.” Juan 15:7.

Las niñas deben orar en el nombre del Señor Jesús con fe, creyendo que debemos “Orar sin cesar”.

La oración les dará la dirección del Espíritu Santo para contestar y resolver el difícil problema de discernir entre lo bueno y lo malo. Los Misioneros, los Pastores, los obreros cristianos, piden constantemente nuestras oraciones para recibir fortaleza y valor, para llevar a cabo su trabajo.

         Las niñas de la SAN se mantendrán aferradas al cable de la oración. Y en esta misma idea no olvidar orar por todas las áreas de Oración que tiene la Unión Nacional Femenil.

CRECER EN SABIDURÍA POR MEDIO

DEL ESTUDIO DE LA BIBLIA

 

“Erráis ignorando las Escrituras.”  Mateo 22:29.

“Conoceréis la verdad, y la verdad os libertará.” Juan 8:32.

Pero este conocimiento vendrá por medio de la lectura y estudio de la Biblia. Debemos destinar un tiempo a la lectura de la Biblia, para escuchar a Dios y aprender de memoria uno o varios versículos diarios.

         La Biblia es nuestra guía y nos ayuda a vivir como deben hacerlo las verdaderas cristianas. Y a través de ella Dios nos muestra su plan para nuestra vida y la vida de la humanidad.

PRACTICAR NUESTRA MAYORDOMÍA

 

1.- Sistema: “Cada primer día de la semana” 1Cor.                                     16:2

2.- Responsabilidad: “Cada Uno”.

3.- Previsión: “Aparte en su casa”.

4.- Proporción: “Conforme el Señor le hubiese prosperado”.

Al estudiar el tema del diezmo y la mayordomía, aprendemos que cada cristiano debe ser un diezmador y un mayordomo fiel.

También que el diezmo es una deuda y lo que demos después de haber pagado el diezmo, lo consideramos como ofrenda. Y si empieza a temprana edad a ser una diezmadora fiel y un buen mayordomo, no tendrá difi­cultades en la vida futura.

Las niñas deben ofrendarse a si mismas al Señor y esto hará que den sus ofrendas con alegría.

Regularmente las niñas que son miembros de la SAN ofrendan en su Iglesia de una manera regular, y saben que están contribuyendo al pro­grama general de la CNBM.

Las ofrendas deben ir acompañadas de amor y oración.

Procurar enseñarles a las niñas a saber administrar su tiempo podemos ayudarles a planear horarios, y manifestarles que todo lo que tenemos se lo debemos a Nuestro Señor

 

ADORNAR MI VIDA CON BUENAS OBRAS

 

"...no vino para ser servido, sino para servir” Marcos 10:45

Pablo le escribe a Timoteo, comunicándole su deseo de que las mujeres se adornen con buenas obras. 1 Timoteo.2:10.

La SAN ha encontrado un esplendido método para cultivar la belleza y los atractivos físicos.

Esta comisión vela por los crecientes atractivos de los miembros de la Auxiliar y hace planes necesarios para ayudar a otras personas.

 En cualquier ciudad hay hogares muy pobres en donde las madres necesitan ayuda, donde los niños nunca han escuchado una historia, solo si las niñas de la SAN los reúnen para contarles una.

Aquí se les puede organizar a las niñas una visita al asilo o algún orfanatorio, alguna persona enferma de nuestra Iglesia. Se les  puede organizar para que en algún lugar repartan folletos, también se puede organizar un día de campo. Es muy buena oportunidad para que las niñas asistan a las actividades que organiza la promotora de su departamento.

Cualquier niña inteligente encontrará muchas maneras de añadir atractivos a su persona, ayudando con gozo a los necesitados y dando alegría a los demás.

El trabajo principal del trabajo personal es ganar a otros para Cristo.

 

CUMPLIR LA GRAN COMISIÓN:

 

"...vosotros sois testigos..." Lucas 24:48

"Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura". Marcos 16:15

Cuando las niñas de la SAN conocen las necesi­dades de niñas de otros países, hará que los miembros de la SAN se sientan deseosas de llevarles las buenas nuevas de salvación. Nuestro Maestro no dijo: esperad a que seáis grandes y hayáis terminado vuestra educación para salir y obedecer mi comisión.

         

Cumplir la Gran Comisión quiere decir que las niñas deben hacer por lo menos un estudio misio­nero al año y formular programas misioneros cada mes. Con el fin de llegar a conocer las nece­sidades de los campos misioneros, de las misiones y de esta manera apoyar la obra misio­nera en su Iglesia.

Se puede propiciar un ambiente del lugar ya sea Nacional o Extranjero en el que cuando hable del lugar; haya algunos objetos típicos, un traje típico, o bien invitar algún misionero.

Comments