3.- El Diezmo

LA IMPORTANCIA DEL DIEZMO EN LA VIDA DEL CRISTIANO

 

Ayudará a cumplir el Requisito 5 del Paso de Reina con Cetro.

 

¡Que bien nos sentimos en nuestra iglesia!, ¿no es cierto? Juntos en el templo adoramos a Dios, cantamos, apren­demos, compartimos con nuestros amigos y participamos en muchas otras actividades. ¡Todo esto es fantástico!

Nos sentimos gozosos cuando llegamos a ser miembros de la iglesia y sabemos que ya podemos tomar una parte aún más activa. Pero, ¿sabes qué? Para poder realizar tantas actividades una iglesia debe tener miembros que den sus diezmos y ofrendas ara sostenerla. ¿Estás tú colaboran­do con tus diezmos y ofrendas?

Diezmar es dar el 10% de nuestras entradas, o sea si tenemos 100 pesos debemos dar 10 pesos como diezmo. Ofrendar es dar lo que tú quieras; mucha gente da ofren­das de amor aparte del diezmo. Dios nos enseña que debemos dar el diezmo y si tenemos y queremos, podemos dar ofrendas para ayudar al extendimiento de su reino.

¿POR QUE SOY DIEZMERA?

1. Dios nos ha ordenado que entreguemos a la iglesia por lo menos el diezmo. Lee Malaquías 3:8-10.

2. Porque quiero obedecer a Dios ya que él me ha salvado, y así demostrarle mi amor.

3. Representa un gozo el poder dar mi diezmo y ofrenda de lo mucho que él me ha dado y así poder ayudar a la propagación del evangelio."

4. Si no le doy a Dios por lo menos el diezmo esto significaría que amo el dinero demasiado, y esto no le agrada a Dios.

5. Quiero dar mi diezmo y mis ofrendas y ser fiel a Cristo en todas las cosas para que cuando llegue ante el Señor en el juicio final pueda decirme; "Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor" (Mateo 25:21).

¿PARA QUE DEBEMOS DAR?

1. El amor de Cristo nos constriñe a dar todo. Si pensa­mos en lo que Jesús hizo por nosotros al morir en la cruz y perdonarnos nuestros pecados, debemos recordar que hay millones de personas en el mundo que no han recibido el evangelio. Al dar nuestros diezmos y ofrendas estamos colabo­rando para que muchas personas conozcan al Señor.

2. Porque pertenecemos a una iglesia y como miembros debemos sostenerla. Tenemos un pastor el cual ha dado su vida al servicio del Señor y de la iglesia al cual demos sostener. Es él quien muchas veces nos aconseja y nos ayuda a entender mejor la Biblia; con nuestros diezmos la iglesia paga su sueldo.

3. En la iglesia hay otras responsabilidades las cuales se cumplen si nosotros damos nuestros diezmos y ofrendas, por ejemplo: compramos la literatura que usamos en la escuela dominical, Biblias, Himnarios, los tratados que repartimos; pagamos los sueldos de la persona que limpia nuestro templo y de la secretaria; pagamos por el agua, luz y teléfono y realizamos la obra social que debemos hacer con los enfermos, viudas y necesitados.

Para poder cumplir todo esto debemos diezmar como miembros de la iglesia.

¿COMO DEBEMOS DAR?

1. Con alegría: "Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre” (2 Corintios 9:7).

2. En proporción: Debemos dar conforme a la bendi­ción que Dios nos ha dado. "Cada uno con la ofrenda de su mano, conforme a la bendición que Jehová tu Dios te hubiere dado" (Deuteronomio 16:17).

3. Con regularidad: "Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado" (1 Corintios 16:2).

Ahora bien, hemos aprendido por qué debemos diez­mar. Yo sé que eres una niña y no tienes dinero pues seguramente dependes de tus padres todavía. Pero muchas veces ellos te dan algo para que gastes en la escuela o a veces realizas algún trabajo del cual ganas algo. Puedes diezmar de todo el dinero que recibes de cualquier manera. ¡Qué bueno si pudieras aprender desde ahora a ser una buena diezmera! Así cuando seas grande y tengas tu propio dinero te va a ser fácil diezmar y el Señor te va a bendecir grandemente.

Comments