1.- La SAN

LA SAN ES ALGO ESPECIAL

 

 

 

 

Ayudará a cumplir el Requisito 1 del Paso de Reina con Cetro.
 

Nuestra Sociedad Auxiliar de Niñas tiene propósitos y objetivos muy significativos que nos

 
ayudan a ser mejores cada día. Estudiaremos el propósito de nuestra organización.

 

PROPOSITO

 

Nuestro gran propósito es despertar para que nos demos cuenta de las condiciones que imperan en nuestro rededor y en todas partes del mundo, estar alertas para guardar nuestra mente del mal y para conservar nuestro cuerpo como templo de Dios, eliminar de nuestro corazón todo interés egoísta y alistarnos para cooperar en todas las labores de nuestra denominación con la mira de coronar a Jesucristo como Rey.

1.  DESPERTAR

Despertamos para que nos demos cuenta de las condiciones que imperan en nuestro alrededor y en todas partes del mundo.

Las niñas del siglo XX podemos trabajar para que nuestro mundo sea mejor. Las niñas cristianas no podemos pasar desapercibidas ante los problemas de nuestra sociedad. Tenemos miseria, violencia, inmoralidad e injusticia. Todas estas cosas son consecuencia del pecado.

No creemos que podemos cambiar todo el mundo, pero sí podemos cambiar la parte en donde vivimos siendo como Jesús en el medio en que nos encontremos, ayudando al necesitado y testificando. Si Jesucristo vive en nosotras las condiciones de vida mejorarán.

 

2. GUARDAR NUESTRA MENTE DEL MAL

         Estar alertas para guardar nuestra mente del mal y conservar nuestro cuerpo como templo de Dios.

Vivimos en una época en que los valores morales y sociales están cambiando y se promueven ideas las cuales debemos analizar bien antes de aceptarlas. La Biblia dice que debemos probar todas las cosas a ver si son de Dios.

La niña cristiana necesita el valor suficiente para mantener la pureza de su mente y de su cuerpo, que es el templo del Espíritu Santo. Lee 1 Corintios 6:19. Esto quiere decir que el Espíritu Santo vive adentro de nosotras. Entonces hay que tener buenos hábitos por ejemplo de: higiene personal, de conducta diaria, de lectura, de lenguaje, de manera de vestirse y de practicar deportes y ejercicio corporal.

"Daniel propuso en su corazón no contaminarse" con la porción de la comida del rey ni con el vino que él bebía. Lee Daniel 1:8.

Así como Daniel no se contaminó nosotras también debemos cuidarnos y tener el carácter que él tuvo para rechazar lo que no nos conviene como el alcohol, los cigarrillos, las drogas, cuidar su manera de hablar, no rebajarse a ser una “creación ruin”, tener cuidado en las cosas que escuchamos o decimos, tener el valor de decir NO a las cosas que no le agradan a Dios etc.

 La consejera con la Biblia en la mano puede enseñarles y explicar todas estas cosas. Debe aconsejar a las niñas a no descender un plano mas bajo, sino a permanecer y buscar un plano más alto.

 

3. ELIMINAR TODO INTERÉS EGOÍSTA

 Eliminar de nuestro corazón todo interés egoísta y alistarnos para cooperar en todas las labores de nuestra denominación con la mira de coronar a Jesucristo como Rey. Como hijas de Jesucristo y como miembros de la SAN estamos en la obligación de participar y colaborar en todas las actividades de la iglesia, del Estado, del País y de todo el programa mundial de nuestra denominación bautista, no haciéndolo para nuestra gloria, sino para la gloria de nuestro Señor Jesucristo.

         Cuando en la SAN hablamos de “eliminar de nuestros corazones todo interés egoísta”, la consejera y las niñas pueden pensar en sus actitudes en el hogar, en la escuela, en el Templo, en el patio de juego, en el mercado. El egoísmo acecha en todas partes, pero la niña leal a Cristo trata de ser generosa, ayudadora, bondadosa, cuidadosa en todas las relaciones de su Vida.

         La consejera debe guiar a sus niñas a que cada frase del propósito y del pacto de la SAN, se transforme en medios prácticos que señalen el camino hacia la verdadera vida cristiana.

      Al reunirse las niñas para crecer en el estudio de la Biblia, para aprender acerca de las misiones y orar por estos motivos; sus ojos se abren a las necesidades de un mundo perdido, y sus corazones son vivificados con un deseo de hacer algo por medio de las buenas obras en su comunidad.

         Otra de las cosas que pondrá en practica es la mayordomía de su tiempo, su dinero y la personalidad en todas las áreas de su vida.

         Es bueno estarles recordando el lema de la SAN:

         “Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz” Isaías 60:1.

El propósito de nuestra organización es lindo. ¿Te animas a comprometerte con Jesús y con la SAN.?

¡Que el Señor te ayude a ver la SAN como algo especial!

 

¿CUAL ES TU MEDIDA EN RELACIÓN CON LA SAN.? CALIFÍCATE A TI MISMA.

                                                                                            SI           NO                       

1. ¿Soy consciente de las necesidades

      que hay en mi comunidad?

      

 

2. ¿Escucho las noticias de la radio o de la

     televisión sobre lo que pasa en el mundo?

 

 

3. ¿He tomado la decisión de mantener

    mi cuerpo puro?

 

 

4. ¿Mi manera de pensar, hablar, vestir,

    son ejemplo para lo demás?

 

 

5. ¿Oro diariamente a fin de que el Señor me dé un                    Corazón generoso para servir a las personas?

 

 

6. ¿Estoy haciendo algo constructivo a

favor de mi iglesia?

 

 

7. ¿Amo mi SAN como algo muy especial?

 

 

 

 

Comments