IV.- Recursos‎ > ‎1.- Biografías‎ > ‎

Martha Palo Mares

        

Mi nombre es Martha Palo Mares y soy originaria de Monterrey, México.  Soy miembro de la Iglesia Bautista Vida Nueva, de San Nicolás de los Garza, Nuevo León,  México.  Desde que era niña empecé a asistir a la iglesia.  Cuando tenía solo 11 años, la maestra de la escuela dominical nos relató la historia bíblica cuando Jesús llamó a sus discípulos a ser pescadores de hombres.  Ese fue el momento decisivo en mi vida, porque muy claramente sentí que ese llamamiento era también para mí.  Aunque pasé por muchas pruebas y dudas en años posteriores, el Señor finalmente confirmó su llamado en mi corazón, por lo cual tomé la decisión de servirle de tiempo completo en el ministerio.

 

Con el fin de prepararme para su servicio, El Señor me  permitió estudiar las maestrías en Consejería Familiar y Educación Religiosa en el Seminario Teológico Bautista del Suroeste en la ciudad de Fort Worth, Texas.   Posteriormente trabajé en clínicas psiquiátricas en Texas por tres años.

 

En 1996 conocí el Barco Misericordia del Caribe de la organización cristiana misionera Barcos de Misericordia. 

Estos barcos tienen el propósito de llevar sanidad y esperanza a la gente más pobre del mundo, compartiendo con ellos el mensaje del evangelio y al mismo tiempo, ministrando a sus necesidades físicas a través de ayuda médica y desarrollo comunitario.   Tuve la bendición de colaborar con ellos por cuatro años, ministrando principalmente en Centroamérica, pero también en Asia y el Pacífico Sur.

        Después de vivir en el extranjero por 10 años, Dios me trajo de regreso a México en diciembre de 1999, debido a la edad y salud de mi madre.  Aquí mismo he continuado trabajando en misiones con Juventud Con Una Misión (JUCUM), la organización madre de los Barcos de Misericordia.

 

 

Dentro de JUCUM he trabajado en diferentes áreas, pero desde el año 2002 colaboro en el departamento de Misiones Fronterizas y ahora formo parte del liderazgo nacional e internacional del mismo.  
Misiones Fronterizas es el ministerio dentro de JUCUM que se enfoca en los grupos étnicos menos evangelizados del mundo; o sea, aquellas personas que no han escuchado de Cristo, que viven en áreas donde hay muy pocos o ningún cristiano que pueda compartir el evangelio con ellos; la mayoría no tienen la Biblia escrita en su propio idioma.  Entre los grupos menos evangelizados se encuentran muchas etnias indígenas en México y Latinoamérica, así como también los musulmanes, budistas e hindúes.

 

 Durante los últimos años, he pasado aproximadamente la mitad del tiempo en México, promoviendo que las iglesias cristianas se involucren en las misiones a las etnias menos evangelizadas. La otra mitad la he pasado en el campo misionero ya que  Dios me ha dado una carga específica por los musulmanes árabes.  En el 2004, el Señor me permitió hacer un entrenamiento en España acerca de las etnias menos evangelizadas y también visitar el Norte de África en dos viajes cortos. 

El año pasado, Dios me dio la oportunidad de tomar  otro entrenamiento en España acerca del mundo del Islam y posteriormente pasé dos meses y medio en un país musulmán aprendiendo del idioma y la cultura.

 

Desde octubre del 2004 fui invitada a colaborar con la Junta de Misiones

 de la Convención Nacional Bautista de México, con la cual sirvo en las áreas de “Alcance Una Etnia”, Movilización Misionera y Comunicaciones.

Tengo la convicción en mi corazón de que Dios me está llamando a no

únicamente servir en las misiones como le he hecho en el pasado.   El desea que anime a muchos otros cristianos latinos a que apoyen el trabajo misionero, no sólo en nuestros propios países sino hasta lo último de la tierra, a través de la oración, apoyo financiero y/o yendo ellos mismos como

misioneros a corto o largo plazo.
* Por Sabiduría, dirección y fortaleza

* Por más colaboradores en este ministerio.

* Por salud y protección durante los viajes.

* Por el aprendizaje del idioma: Francés y Arabe.  

*  Por muchos mexicanos y latinos que respondan al llamado misionero en México y el mundo.

* Por miles de almas que vengan a los pies de Cristo a través de este y otros ministerios a los Grupos Étnicos Menos Evangelizados.

* Por provisión financiera para el sostenimiento del ministerio, viajes misioneros y sustento personal de una servidora y de otros misioneros.
 
        Sinceramente agradezco a las diferentes iglesias, amigos y familiares que me han apoyado a través de los años con sus oraciones, ofrendas de amor y amistad. Su apoyo es crucial para impulsar el movimiento misionero en México y el mundo y cumplir así la tarea que Dios nos ha encomendado.

 

 

¿Desea Más Información?

e-mail:  marthapalomita@hotmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

¡El Propósito Eterno de Dios es que Todas Las Naciones Le Conozcan y Le Adoren!

 

 

Hay Mas De 8,000 Grupos Étnicos Aun Esperando Escuchar

Las Buenas Nuevas de Salvación En Cristo Jesús

 

Comments