IV.- Recursos‎ > ‎1.- Biografías‎ > ‎

Amadita Treviño de García

Nació en Monterrey N. L. México, el día 5 de Noviembre de 1875, siendo sus padres columnas Bautistas en México; Don Santiago Treviño y Doña Joaquina Flores de Treviño.

Tenía escasos 5 años cuando se organizó en la Cd. de Saltillo Coahuila, donde hizo estudios habiendo estado en la Cd. de Monterrey los primeros años, fue bautizada en Saltillo por el Rev. G. D. Powese. Al volver sus padres a Monterrey se hizo miembro de la 1ª Iglesia Bautista y continuó sus estudios en instituciones particulares, y en la escuela Normal del Estado, desde 1895, a los siguientes 3 años fue directora  del Colegio Internacional, se separó voluntariamente para contraer matrimonio, en el Colegio Internacional todo el personal docente debería ser miembro de la Iglesia Bautista, debería asistir cierto día de la semana a la clase normal para maestros de la Escuela Dominical; y directora y maestros atendían un grupo durante la Escuela Dominical y por las tardes los domingos hacían trabajo misionero. Nuestra biografiada, sea Amadita Treviño se casó con el Sr. Profesor Don Jonás García el día 15 de Octubre de 1897, en la Cd. de Monterrey, identificados amos en su fe, e inspirados en el trabajo misionero, siguieron los dos colaborando en distintos departamentos de la iglesia, interesándose por el entendimiento de la Obra de Nuestro Señor Jesucristo, no solo aquí sino en Texas; con el esfuerzo de ambos fundaron en Monterrey el “Colegio Morelos” de su propiedad. Dejando esta institución en 3as. Manos para trasladarse a San Antonio Texas ahí encontraron desorganizada prácticamente la 1ª Iglesia Bautista Mexicana y por obra y gracia del Espíritu Santo, fueron puestos al frente de dichos trabajos la Sra. García se interesó por la organización de la S. Femenil y el trabajo misionero de la Iglesia de la cual hay datos en revistas que se publicaron en ésa época en el estado de Texas.

 

Su esposo Don Jonás García, fue ordenado pastor en la Cd. de San Antonio. Y después de 3 años de trabajo de ambos en la 1ª Iglesia de ésa Cd. se trasladaron a Saltillo Coahuila; para desempeñas su esposo el pastorado   de la Iglesia Bautista por los siguientes 5 años también ahí la Sra. García, organizó la Sociedad Femenil y ayudó cuanto pudo en la obra misionera.

En una epidemia de escarlatina en un mes murieron 3 de sus hijitos, después decidieron volver

a Monterrey.

En el año de 1913 recibió su esposo la invitación para atender el pastorado de la 1ª Iglesia de la Cd. de México; puesto que desempeñó por 3 años.

En 1919 organizada en la Cd. de Monterrey la Unión Femenil Nacional Bautista Misionera de la cual fue la Hna. García su presidenta por 5 años consecutivos, también desempeñó varios cargos en la mesa directiva por 4 años mas. Viviendo aun en la Cd. de México los esposos García volvieron a la Cd. de Monterrey en 1925 y Doña Amadita continuó interesándose por las Sociedades Femeniles en todo nuestro país. Y en distintas ocasiones formó parte del Consejo de administración del Seminario J. C. Lacy.

Los hermanos García se interesaron siempre en la obra misionera mientras su condición física se los permitió, asistieron todas las reuniones de la Convención Nacional Bautista de México. Así como a reuniones   de su denominación en el extranjero, y puede decirse con orgullo, que fueron diáconos de la Obra Misionera en México. Fue notorio el deseo de los dos, y así se lo pidieron a Dios: que cuando se acordara de ellos partieran juntos a las moradas Celestiales. Y tal parece que el Señor oyó sus oraciones, pues Doña Amadita murió a escasas 72 horas antes que el Profesor Jonás García quien n o advirtió la partida definitiva de su esposa, que tuvo lugar el día 29 de Enero de 1960 a las 22:15 horas. Su muerte fue apacible, y no obstante que comprendió su gravedad su resignación y fe Cristiana se conservaron inquebrantables. Con frecuencia la oíamos mencionar algunos textos Bíblicos y uno de los últimos fue el verso 1º del Salmo 46: “Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones”.

Los esposos García tuvieron 9 hijos 7 varones y 2 mujeres; de los cuales viven aún solamente 4 los Doctores Aliber y ¿Elieser? Y sus 2 hijas Elda y Nohemí y se gozaron al conocer 2 bisnietos.

 

NOTA: Apuntes personales del diario del año 1970 / 1983 de la Hna. Soledad Guajardo (fallecida).

 

 

Hna. Raquel de la Garza de Portilla

Marzo de 2006

Comments